//Prudencia, reflexión, unidad y lealtad es lo que deja el Covid 19 

Prudencia, reflexión, unidad y lealtad es lo que deja el Covid 19 

María Esther Beltrán Martínez   Fotos: J. Carlos Santana.

Málaga, España.-  Día 26 de  aislamiento en España en decreto de alarma. En un día común de Semana Santa, las ciudades de Andalucía se verían con multitud de visitantes. Las calles  principales cerradas por el paso de los tronos que van acompañados por bandas de música y centenares de nazarenos. Familias enteras buscando un buen lugar para que se vea el paso de los diversos tronos que salen desde el mediodía y puede ser la madrugada y el bullicio sigue en las calles.

Sin embargo, esta Semana Santa deja una gran soledad, las calles bulliciosas se han convertido en silencio y la multitud que abarrotaba las calles ahora están en sus hogares, tal vez recordando con los programas que pasan en la televisión de las procesiones de años pasados. O recordando viendo ahora las calles vacías.

Los viajes se han suspendido. Los niños no salen a pedir cera, y los abuelos están lejos de su familia, aislados de abrazos y besos, todo por el Covid 19.

Existe un panorama que nadie hubiera pensado hace un par de meses. Hoy se habla de prudencia, nadie sabe decir qué pasará mañana;  sin embargo se piensa en el mañana.

El virus que nadie sabe todavía identificar y decir cómo se puede combatir ha enseñado que el hombre es vulnerable,   necio y arrogante que cree que puede con todo y no toma las medidas necesarias para resguardar su salud y la de su familia. Hasta que ve la muerte cerca es cuando baja la cabeza y se encierra obedeciendo las reglas que han implantado los primeros países contagiados. 

El Coronavirus en este jueves Santo, deja  en España 15 mil 238 muertos, 152 mil 446 infectados y 52 mil 165 altas. Y que las expectativas son “mejores” al saber que sólo se han sumado 683 muertos.  

Llevamos días donde la muerte está presente en todos los espacios noticiosos. Si bien todos los días mueren personas, ahora es impactante ver el número que muestran no sólo en España sino a nivel mundial. 

Personajes como Luis Eduardo Aute, compositor, cantante, director de cine, poeta, escultor y pintor ha sido víctima de este virus. Autor de canciones como: Al alba, Una de dos, Rosas en el mar, De alguna Manera  y Anda entre otras. 

Noticias malas se escuchan pero también la solidaridad que hay en las comunidades tal es el caso de Málaga, donde se ha implementado el programa nacional de Cruz Roja denominado  Responde.

“Consiste en la adquisición de tarjetas de alimentación a esta entidad para que las familias beneficiarias puedan utilizarlas en distintos supermercados. Esta medida se une a las que viene desarrollando el Consistorio malagueño durante el estado de alarma para dar respuesta a las familias vulnerables de la ciudad, como es la entrega y reparto de lotes de alimentos básicos. Las tarjetas son subvencionadas por el Ayuntamiento de Málaga y por Cruz Roja. De hecho, el Consistorio destina inicialmente a este programa 250 mil  euros de fondos municipales. Gracias a esta iniciativa ya operativa se estima que se va a atender a unas 3 mil 750 familias vulnerables en la ciudad de Málaga” informó el Ayuntamiento.

Asimismo se  desarrollan actividades sociales se han movilizado a 535 personas que han sido derivadas a la Fundación Harena, a la Fundación El Pimpi y a Cruz Roja para desarrollar acciones en las entidades sociales malagueñas como es en atención de llamadas y seguimiento a mayores, compras on line, recados, recogida de donaciones y reparto alimentos. 

Si bien la sociedad española está respondiendo en un 90 por ciento con gran responsabilidad también hay quién se salta las reglas y se ven multados y otros más están en la cárcel. Sin embargo los españoles están cumpliendo. 

Lo que no está claro es si los políticos están al nivel de la sociedad. Hay partidos que en estos momentos no suman y si restan. Si bien, no hay gobierno ante esta crisis que no haya cometido errores, no es tiempo de levantar ampollas, sino de sumarse a sacar al país adelante ante los graves problemas económicos y sociales que deja este coronavirus.

Lo que sí es seguro que habrá tiempo de los reproches y pedir cuentas, pero lo importante hoy es que exista la unidad y solidaridad para seguir luchando con un virus que todos los días muestra facetas diferentes y hasta el momento se puede decir que no se le ha ganado en la lucha.